Los Talentos

¿Quieres aparecer en este blog o conoces a alguien que merezca la pena ser publicado por su extraordinaio talento? Escribenos con su historia a talentosdesobra@gmail.com con el texto y las fotos de lo que deseas publicar y gustosamente hacemos eco de tu noticia.

¿La culpa es del Cine o la Televisión?

Crecí viendo cine, teatro y televisión. Vi Rambo I, II, III y IV; y no salgo a la calle a matar gente con metralletas, cinturones de balas ni pañoletas rojas en la cabeza. Vi Depredador I y II, y no creo en alienígenas musculosos con dreadlocks. Vi El Padrino I, II y III; y no formo parte de ninguna mafia, pero sí creo en la familia. Vi Pesadilla en la calle ELM I, II y III; y no creo en monstruos con manicure metálica y suéter de sádico de playa, que te asesinan en sueños. Vi la saga completa de Star Wars, y no salgo a la calle con un tubo fluorescente fingiendo que es una espada láser. He visto casi todas las películas de James Bond, y sigo pensando que es imposible que el tipo haga todo lo que hace, y no se despeine. Vi Batman y Súperman, y no uso los interiores por fuera. Vi Scarface y Carlito’s Way, y no me creo dueño de Miami ni del Bronx, respectivamente. Vi El Resplandor, y no soy esquizofrénico. Vi el Ciudadano Kane, y no soy ningún magnate. Vi Pelotón, y no me dan ganas de matar vietnamitas cada vez que voy a un restaurant. Vi El Color Púrpura, y no soy racista ni resentido. Vi Robocop, y no salgo a la calle disfrazado con una versión 2.0 de una armadura medieval. Crecí oyendo Rock, y no formo parte de ninguna secta satánica. Crecí oyendo Reggae y no soy rastafari. Crecí oyendo Ópera, y no uso leotardos. Crecí oyendo Salsa y no soy malandro. Podría seguir días enteros describiendo todo lo que he visto en cine y televisión, que ha sido contenido violento, y que no afectó en modo negativo mi desarrollo y crecimiento. En cambio prefiero decir qué sí aprendí. Del cine y la televisión aprendí sobre el bien y el mal. Que el villano siempre pierde y la justicia tarda, pero llega. Aprendí que nadie escapa del Largo Brazo de La Ley. Que hay redención para el que se arrepiente de verdad. Que la lucha entre el bien y el mal ha existido desde siempre, porque es inherente a nuestra condición humana, pero que depende de nosotros inclinarnos o no hacia el “lado oscuro de la fuerza”, usando lo único que Dios nos dio al nacer, Libre Albedrío. Que hay sentimientos tan sublimes, como el sacrificio de un amor en Casablanca; o tan poderosos como el efecto de cambio en la muerte de Haley Joel Osment en Cadena de Favores. Que no importa si una mujer es millonaria e inalcanzable y un hombre humilde y pobre, si hay amor de verdad; siempre habrá un lugar llamado Nothing Hill para materializarlo. Que no importa cuánta soberbia albergue un corazón, o cuán injusto creamos que es nuestro destino, siempre habrá redención para el que tiene FE, si no me creen, pregúntenle al teniente Dan Taylor en Forrest Gump. Aprendí que no hay segregación racial, religiosa o de género, que esté por encima de nuestra condición de seres humanos, así estemos muriendo de VIH en Philadelphia. Aprendí que no nos define el “qué tenemos”, sino el “quién somos” y, que el amor y la constancia son el camino, siempre y cuando andemos En Búsqueda de la Felicidad. Aprendí que nuestro paso por esta vida es tan efímero, que deberíamos dejar huellas positivas en al menos Siete Almas. Así como en los primeros ejemplos, podría pasar días describiendo todo lo que he aprendido de la televisión, y que sí afectó de modo positivo mi crecimiento y desarrollo. Pero ¿por qué pasó eso? ¿Porque no fui a la escuela y en cambio pasé todo el día pegado a la TV o en una sala de Cine? No. Es porque tuve una buena educación en casa y una familia que me enseñó a discernir entre el bien y el mal. Una familia que me enseño valores y principios, que me enseñó a respetar la vida ajena y a todo el prójimo. ¿La Televisión? Sí, siempre ha estado allí y seguirá estando, pero no fue ella quien me crió, fueron mis padres. Quienes me conocen se preguntarán, ¿por qué no hablo de las Telenovelas y lo que de ellas aprendí? Precisamente, porque no quiero pagarme y darme el vuelto. Porque quise escoger ejemplos que son del mundo entero, para explicar mi punto de vista. En todo caso, lo que aprendí, está plasmado en mi trabajo. Así que, Maduro, la VIOLENCIA CAMPANTE que azota nuestra sociedad, NO ES CULPA DEL CINE, NO ES CULPA DE LA TELEVISIÓN, NI ES CULPA DEL TEATRO. Es FALTA DE EDUCACIÓN EN CASA y FALTA DE POLÍTICAS DE EDUCACIÓN, que le corresponden al estado. Te recuerdo, Maduro, que el joven de 25 años, que hoy es asesino, tenía tan solo 10 años cuando llegó tu revolución. En rigor, tu revolución es una decadente universidad del mal, que gradúa miles de delincuentes y asesinos cada año. Y en sus salones se enseña el odio, el resentimiento, la discriminación, el racismo, el sectarismo, el antisemitismo, la homofobia, la intolerancia, la envidia, el rencor y la persecución. Todas ésta en clases prácticas, ninguna teórica. Así que no, Maduro, la culpa NO es de nuestro Guión. Puede que la culpa sea más bien del tuyo, de ese guión que interpretas a ciegas y sin saber de actuación. Nuestro guión, el que escribimos los verdaderos artistas, siempre tiene un final feliz. De eso se trata el melodrama. Daniel González.

La Clonación. Del Libro "365 Diás para ser más culto"

La Clonación. Del Libro "365 Diás para ser más culto"



Una oveja llamada Dolly mostró por primera vez al mundo laclonación en 1997. Era un clon porque compartía el mismo ADN que su madre; en otras palabras, sus células tenían el mismo material genético. Eran gemelos idénticos separados por una generación.
Los científicos del Instituto Roslin, en Escocia, crearon a Dolly mediante un proceso llamado transferencia nuclear. Tomaron el material genético de una célula adulta que actuó como donante y lo transfirieron a un óvulo no fertilizado al que se le había extraído su propio material genético. En el caso de Dolly, la célula donante provenía de las glándulas mamarias de una oveja finn dorset de seis años de edad. Los científicos sometieron al óvulo a una descarga eléctrica, y comenzó entonces a dividirse para formar un embrión.
Uno de los motivos por los que la creación de Dolly fue tan sorprendente es que servía de prueba para la comunidad científica de que una célula de una parte concreta del cuerpo podía ser usada para crear un organismo completo. Antes, casi todos los investigadores pensaban que una célula que se hubiera especializado sólo podía generar células también especializadas; o sea, una célula del corazón sólo podría crear células del corazón, y una hepática sólo otras hepáticas. Pero Dolly nació a partir de una sola célula extraída de las glándulas mamarias de su madre, lo que probaba que las células especializadas podían ser completamente reprogramadas.  
Dolly presentaba muchas diferencias respecto de su madre. Por ejemplo, sus telómeros eran demasiado cortos. Los telómeros son finas hebras de proteínas que cubren los extremos de los cromosomas (las estructuras que contienen los genes). Pese a que nadie sabe exactamente para qué sirven, parece ser que protegen y reparan nuestras células. A medida que envejecemos, nuestros telómeros se van acortando más y más. Dolly recibió de su madre los telómeros de una oveja de seis años pese a ser una recién nacida. Sus telómeros eran más cortos que los de un cordero de su edad. Así, pese a que parecía una oveja completamente normal, fue sacrificada a los seis años tras sufrir cáncer de pulmón y una artritis que la paralizaba. Las ovejas finn dorset suelen vivir de 11 a 12 años.

OTROS DATOS DE INTERÉS
1.Desde 1997 se han clonado con éxito vacas, ratones, cabras y cerdos usando el proceso de transferencia nuclear.
2.La tasa de éxito en la clonación es muy baja en todas las especies. Los estudios publicados señalan que cerca del 1% de los embriones clonados sobreviven al parto. Pero dado que no se suele informar casi nunca de ,los fracasos, este porcentaje podría ser mucho menor.
3.Antes de morir, Dolly dio a luz a seis corderos, todos de una forma natural.
4.Un grupo de investigadores surcoreanos aseguró haber clonado un embrión humano en 1998, pero su experimento se abortó tras duplicarse el óvulo en dos ocasiones, por lo que no hay prueba alguna de que tuviera éxito.

Del libro "365 Diás para ser más culto" S. Kidder y Noah D. Oppenheim
 

Las pinturas rupestres de Lascaux. Del libro "365 Días para ser más culto"

Las pinturas rupestres de Lascaux figuran entre las obras de arte más antiguas conocidas. Fueron descubiertas en 1940 cerca del pueblo de Montignac, en el centro de Francia, por cuatro adolescentes que se metieron en una cueva. Dentro hallaron varias salas con cerca de 1500 pinturas de animales que datan de hace entre 15000 y 17000 años.
Hay varias teorías sobre el propósito de esas pinturas. Un rasgo natural de la caverna pudo haber sugerido la silueta de un animal a un observador prehistórico, que después hizo algunos añadidos para transmitir esa imagen a otras personas. Dado que muchas de estas obras están en lugares inaccesibles de la cueva, pudieron tal vez usarse en rituales mágicos. Posiblemente aquellas gentes creían que dibujar animales, sobre todo si se hacía con mucha precisión, permitiría ejercer el control sobre esas bestias o traerlas hacia su territorio en tiempos de escasez.
Los animales están esbozados o silueteados, y se muestran a me-nudo en lo que se conoce como perspectiva retorcida, es decir, con sus cabezas de perfil pero sus cuernos mirando al frente. Muchas de estas imágenes incluyen puntos, pautas lineales y otros elementos de diseño que pueden tener un significado simbólico.
La sala más espléndida de esta caverna, bautizada como la Sala de los Toros, cuenta con un relato artístico: de izquierda a derecha, las imágenes representan la caza y captura de una manada de bisontes.
La cueva se abrió al público en cuanto las pinturas fueron examinadas y catalogadas como originarias del Paleolítico, allá por 1948. Sin embargo, siete años después se comprobó que la afluencia de hasta 1200 visitantes al día estaba dañando las imágenes. Pese a que se tomaron medidas para protegerlas, la cueva se cerró definitivamente en 1963. Eso sí, para satisfacer la demanda del público, en 1983 se construyó una réplica a escala real a tan sólo 200 metros de la caverna original.

OTROS DATOS DE INTERÉS
1.Los artistas rupestres cuidaban mucho ¡a perspectiva visual: pintaban las figuras en lo alto del muro de forma que no apareciesen distorsionadas para el espectador.
2.La única figura humana de la cueva está representada en la llamada Escena del Pozo. El hecho de que esté dibujada de una forma más tosca que las imágenes de animales sugiere que no le atribuían poderes mágicos. 

365 Días para ser más culto.

David S. Kidder y Noah D. Oppenheim

Ulises. Del libro "365 Días para ser más culto"



Ulises.

Ulises, la obra escrita por James Joyce en 1922, es considerada por muchos la mejor novela en lengua inglesa del siglo XX. Ofrece un nuevo relato de la Odisea, de Homero, y la comprime en un solo día (el 16 de junio de 1904) y un solo lugar (Dublín, Irlanda). El papel del gran héroe Odiseo lo ocupa un tipo sorprendente, Leopold Bloom, un vendedor de anuncios cornudo y envejecido que se pasa la jornada deambulando de aquí para allá y acudiendo a varias citas profesionales antes de regresar al fin a casa.
Pese a que Bloom parece un tipo ordinario y poco ambicioso, emerge como una figura heroica demostrando compasión, generosidad y capacidad de perdón hacia prácticamente todos los sujetos del extraño reparto de personajes que se cruza en su camino. En sus andanzas, mundanas y en muchas ocasiones inadvertidas, practica un heroísmo cotidiano que quizá sea el único posible en la era moderna. Y pese al hecho de que no deja de sentirse un forastero (es un judío en una Irlanda apabullantemente católica), no pierde su optimismo y aleja de sí sus inseguridades.
Ulises es apreciada por la increíble riqueza con la que se dibujan sus personajes, su sorprendente muestrario de referencias a otras obras literarias y culturales, y lo innovador de su lenguaje. A lo largo de la novela, Joyce flirtea con géneros y estilos literarios que van del teatro a la publicidad o al inglés antiguo. Probablemente la novela sea famosa sobre todo por su profundo uso del diálogo interior: Joyce trata de mostrar lo que les pasa por la cabeza a sus personajes en cada momento, sin intentar ordenar u organizar esos pensamientos. Esta técnica se convirtió en un sello de la literatura modernista e influyó en innumerables autores, como Virginia Woolf y William Faulkner, entre otros, que también experimentaron con ella en sus obras. No resulta sorprendente, pues, que Ulises constituya un viaje complicado para el lector, y en especial su famoso último capítulo, que describe los David S. Kidder y Noah D. Oppenheim Página 8365 días para ser más culto pensamientos de Molly, la mujer de Bloom. Sus ensoñaciones ocupan más de 24000 palabras que sin embargo se reparten sólo en ocho frases gigantescas. Pese al reto que esto supone, el capítulo en cuestión muestra el Joyce más lírico, en especial en sus últimas líneas, que recalcan el amor de Molly por su esposo pese a haberle sido infiel:
“y entonces me pidió si quería decir sí mi flor de la montaña y primero le abracé sí y le atraje hacia mí para que él pudiera sentir mis pechos todo perfume sí y su corazón latía enloquecido y sí dije sí quiero Sí.”
OTROS DATOS DE INTERÉS
1. Ulises estuvo prohibida por obscena en Estados Unidos durante casi 12 años, debido a sus (en su mayoría indirectas) metáforas sexuales.

El alfabeto. Del libro 365 Días para ser más culto. De David S. Kidder y Noah D. Oppenheim.

El alfabeto.


Alrededor del año 2000 a. C, los faraones egipcios se dieron cuenta de que tenían un problema. Cada victoria militar sobre sus vecinos les permitía capturar y esclavizar más prisioneros de guerra, pero los egipcios eran incapaces de trasladarles órdenes por escrito porque estos esclavos no entendían la escritura jeroglífica.

 Los primeros sistemas de escritura, entre los que se cuentan los jeroglíficos egipcios, eran extremadamente engorrosos y complicados de entender. Contaban con miles de caracteres y con un símbolo diferente para cada idea o palabra. Aprendérselos todos de memoria podía llevar años. Sólo un puñado de egipcios podía de hecho leer y escribir con este difícil sistema.

Los lingüistas creen que casi todos los alfabetos modernos descienden de una versión simplificada de los jeroglíficos, desarrollada por los egipcios hace 4000 años para comunicarse con sus esclavos. El nacimiento de un alfabeto, el sistema de escritura empleado en todo el mundo occidental, cambió la forma en que los habitantes de estos mundos antiguos se comunicaban.

En esta versión simplificada cada signo representaba únicamente un sonido. Este avance permitió reducir el número de caracteres de varios miles a unas pocas decenas, agilizando su uso y aprendizaje. El complejo lenguaje jeroglífico fue olvidado con el tiempo, de forma que los expertos se vieron incapaces de traducir sus caracteres hasta el descubrimiento de la piedra de Rosetta en 1799. 

El alfabeto tuvo un éxito fulminante. Cuando los esclavos egipcios pudieron volver al fin a sus países de origen, se llevaron consigo este sistema, que se extendió por todo Oriente Próximo hasta convertirse en la base de muchos de los sistemas de escritura de esa región, incluidos el árabe y el hebreo. Los fenicios, una antigua civilización de comerciantes marinos, divulgaron el alfabeto entre las tribus con las que se fueron cruzando por la costa mediterránea. Los alfabetos griego y romano, sucesivamente, se basaron en la antigua escritura fenicia. Hoy en día, la mayoría de las lenguas modernas, incluido el español, usan el alfabeto romano.

OTROS DATOS DE INTERÉS

1.Varias letras del español moderno provienen directamente de los caracteres egipcios. Por ejemplo, la be deriva de la palabra egipcia «casa».
2.La edición más reciente del Diccionario de inglés Oxford contiene 171476 palabras que aún se usan, una de las cifras más altas de todos los idiomas.

Extraido del Libro, 365 Días para ser más culto. De David S. Kidder y Noah D. Oppenheim.